Verdadero actor de la estrategia digital de una empresa, el director de los sistemas de información (DSI), es un cargo en constante evolución.

En el trascurso de los años, sus responsabilidades se han vuelto más complejas, teniendo así que adaptar la práctica de su profesión a los progresos tecnológicos. Actualmente, La gestión cotidiana del inventario informático es una de las muchas responsabilidades asignadas al DSI.

 

La gestión de los datos de la empresa constituye otro aspecto de dicha profesión, la cual está estrechamente ligada a la transición digital. Además, el DSI respeta al maximo las exigencias de los clientes internos en lo que concierne a los objetivos y a la política de desarrollo, siendo proactivo, aportando sus conocimientos especializados y asegurándose que las diversas expectativas de sus colegas sean atendidas.

 

Las nuevas tecnologías que han surgido en el proceso de la transformación digital han transformado considerablemente las misiones del DSI - probablemente, dichas transformaciones van a incrementarse constantemente - Como en el caso de los smartphones, los cuales se asemejan cada vez más a las laptops, y que se han convertido en potentes e indispensables herramientas de comunicación.

 

La innovación: ¿el sueño o la pesadilla de los DSI?

Las redes sociales y los mensajes instantáneos se suman a los tradicionales correos electrónicos y conversaciones telefónicas, permitiendo intercambios espontáneos de información.

 

Los softwares propios de la oficina al igual que los dispositivos colaborativos han aportado una nueva manera de trabajar, basada en la interactividad. La nube permite archivar los datos, los cuales se encuentra disponibles y accesibles en cualquier momento.

 

Finalmente, las conversaciones a distancia se hacen más frecuentemente mediante videollamadas, permitiendo una mayor comodidad durante los intercambios, acercando a los interlocutores.

 

Dichas innovaciones impactan las maneras de comunicar, de co-construir, de intercambiar las ideas, de trabajar. Para responder a todas las necesidades de comunicación, dichas innovaciones conllevan a que el DSI deba asegurarse de la adecuación de las redes y de sus equipos.

La omnipresencia del Shadow IT

Frente a dichas innovaciones tecnológicas, el DSI se encarga de proteger la seguridad de los datos relativos a la empresa y de los trabajadores. La protección de la privacidad, la propiedad intelectual, entre otros, están contempladas en las leyes, las cuales, deben de ser respetadas por los sistemas de información. Desde una perspectiva jurídica el DSI es el responsable de garantizar la conformidad de los equipos y de las instalaciones digitales para el conjunto de la empresa.

 

Sin embargo, a veces, es difícil asegurar que algunas de las informaciones intercambiadas no contradigan las reglas de confidencialidad. El hecho que ciertos trabajadores utilicen sus propias aplicaciones y programas en su trabajo constituye una gran dificultad para el DSI.

 

Conocido bajo el nombre de Shadow IT, este fenómeno lleva a que el DSI reflexione más de dos veces ante las necesidades de los trabajadores, para así proponerles herramientas apropiadas y conforme a sus expectativas. De esta forma, el DSI podrá controlar los intercambios de datos, lo que le permitirá reducir los riesgos de fuga de información y de ataques informáticos, y de mejorar el proceso de copias de seguridad.

 

Contrôler les échanges de données en entreprise

Encontrar el equilibrio entre una seguridad suficiente, un presupuesto controlado y la satisfacción de los trabajadores es un verdadero desafío para el DSI.

El particular desafío del espacio de trabajo

En lo que respecta a los espacios digitales de trabajo, sus usuarios son cada vez más exigentes. Hiperconectados e informados sobre las diferentes posibilidades de uso, sus hábitos en materia de comunicación privada y profesional han cambiado, obteniendo nuevas perspectivas. Si los trabajadores son particularmente sensibles al ahorro de tiempo y a una organización más flexible, estos también se preocuparán de su propio bienestar.

 

Es dificil lograr una buena concentración en los espacios abiertos de trabajo, ya que las conversaciones cercanas lo dificultan. De hecho, el rendimiento de cada trabajador disminuye, lo que conlleva a una baja eficacia.

 

Les nuisances sonores sur le lieu de travail 

Los trabajadores tienen problemas de concentración en los espacios de trabajo ruidosos. Tomemos como ejemplo el nivel sonoro de un Open Space. ¿Cómo un DSI puede contribuir a un mejor espacio laboral mediante soluciones técnicas?

 

El responsable IT escoge equipar el espacio abierto de pequeñas cajas de detección de niveles sonoros, o bien otorga a los trabajadores equipos de alta gama tales como el Sennheiser MB-660, especialmente diseñado para un uso profesional en las oficinas abiertas. Con una tecnología inalámbrica y certificado Skype para Empresas, estos auriculares brindan comunicaciones de alta calidad y un sonido incomparable.

 

Además, el dispositivo Sennheiser MB 660 posee numerosas ventajas realmente útiles en los ambientes ruidosos, siendo así un aliado único para el DSI que quiera mejorar las condiciones de trabajo de sus colegas.

Un DSI polifacético

La aparición de nuevas tecnologías en la comunicación, los cambios en las maneras de utilizarlas, de acuerdo a las nuevas necesidades: Los sistemas de información cambian constantemente. El papel del DSI dentro de la empresa es, por tanto, versátil y evoluciona permanentemente. Esto implica una mayor proactividad, un mejor acompañamiento y la anticipación de los cambios en materia digital.

 

Si ahora el director de los sistemas de información interviene directamente en la estrategia de administración de la empresa, este debe igualmente asegurar la seguridad de los datos al igual que su salvaguardia. Asimismo, el DSI es responsable de la organización del ambiente laboral de sus trabajadores, principalmente, en lo que respecta el ruido en el trabajo.

 

El bienestar y la calidad de las herramientas de trabajo son factores fundamentales que influyen en la implicación y la productividad de los trabajadores. Un aspecto sumamente importante para todos los DSI y que demuestra la evolución permanente de su misión.